Ricardo Zamora de Grassa (Madrid 1933 – Madrid 2003), hijo del histórico guardameta español Ricardo Zamora Martínez (Barcelona 1901 – 1978) considerado por muchos como el mejor portero español de todos los tiempos; fue un guardameta español que entre 1952 y 1966 defendió los colores del Atlético de Madrid, CD. Málaga, Sabadell, RCD. Español, R.Mallorca y Valencia CF en el que culminó su carrera deportiva conquistando como titular las Copas de Ferias de 1962 y 1963 frente al FC.Barcelona y Dinamo de Zagreb.

Fueron más de 160 partidos los que disputó en primera división bajo la comparación eterna de haber sido hijo de quién fue, lo que sin duda no le benefició en muchos tramos de su carrera.

Carrera, que para el recuerdo que hoy nos ocupa, se inició en Salamanca, en las filas de la Unión en la temporada 1951-52 en segunda división; temporada para la que firmó su primer contrato como futbolista con 18 años aprovechando su paso por la capital salmantina donde fue enviado para completar sus estudios de bachillerato y reválida.

La lesión de Larrarte, portero titular de la UDS aquella temporada, en la cuarta jornada, permitió su debut frente al Córdoba como titular en El Calvario; con una meritoria actuación y un contundente 6-0 como marcador final.

 

Fueron los de Zamora con la camiseta blanquinegra hasta final de temporada, 26 partidos como titular entre liga y Copa en los que encajó 37 goles.

Como anécdota destacada, siempre bajo la mirada de los medios de comunicación que constantemente buscaron en el joven a un sucesor de su padre; en la temporada en que vistió la camiseta unionista, se produjo con gran expectación la presentación del joven guardameta en el estadio del Real Madrid; bajo la mirada de aquella afición que tanto disfrutó con las actuaciones de su progenitor.

Fue en el enfrentamiento que midió a la Unión Deportiva Salamanca con el Plus Ultra en Noviembre del 51; y sin lugar a dudas para la afición y prensa madrileña el guardameta unionista centró la atención del choque.

 Así lo recogía Paulino Martín en su crónica para Marca tras el encuentro:

Para juzgar al guardameta salmantino hay que olvidarse de que es hijo del mejor que tuvo España. Porque la comparación resultaría siempre peligrosa para un muchacho que tiene talla, agilidad y hechuras de buen portero, y que en la jugada últimamente comentada demostró una agilidad felina y, lo que es más importante, una rapidez de reflejos extraordinaria; fue lo más destacado de su excelente actuación. En cuanto Zamora adquiera una mayor corpulencia y se endurezca con una temporada entera de futbol de Campeonato, será, con toda seguridad —tiene condiciones para serlo— un extraordinario portero. Al que entonces se verá si puede o no comparársele con aquel otro Ricardo Zamora que hasta la fecha no ha tenido par. Pero, es de justicia repetirlo, el muchacho alcanzó un triunfo en el día de su presentación en Madrid de enorme responsabilidad para él.”

Bajo la batuta del mister Losada concluyó su temporada en la UDS; temporada, la 51-52, de transición, en la que se acabó en la mitad de la tabla del grupo segundo de segunda división; después de haber disputado la promoción para el ascenso a primera la temporada anterior.

Finalizando así su periplo unionista y la campaña en la que inició su carrera deportiva unida a sus estudios y que elevó sus vuelos con su primer destino; el Atlético de Madrid de Don Helenio Herrera en el que debutó en primera división.


A mediados de los años 50, fueron Málaga, Sabadell, Español bajo las órdenes de su padre y Real Mallorca con el que logró un ascenso a primera, quienes conocieron sus actuaciones bajo el marco; actuaciones, que como curiosidad, intercaló con modestos papeles cinematográficos; igual que hizo su padre años antes en películas como
“Campeones” o “Se casa Zamora”; descansando aún hoy su imagen para la posteridad en títulos tan populares como “Las chicas de la cruz Roja”.

Pero fue en el inicio de los 60, en 1961, con 28 años cuando su llegada al Valencia C.F le reportaría los años más fructíferos de su carrera en lo que a títulos se refiere; logrando las dos primeras copas de Ferias del equipo valencianista en 1962 y 63; para retirarse en 1966.

 

162 partidos en primera división; y 24 en competiciones europeas dejan pequeños los 26 encuentros que disputó con el escudo unionista entre 1951-52; estancia a las orillas del Tormes que vio debutar y nacer como futbolista a Don Ricardo Zamora de Grassa; hijo del mayor mito español bajo los palos de todos los tiempos.

 

 

 

 

Escrito por Ángel Martín Fuentes.

 

Bibliografía:

FOTOS: Archivo Lorenzo Ruano, Marca, valenpedia y ABC.
Valenpedia.lasprovincias.es, diario Marca, diario ABC.
Sección: Qué fue de…Lorenzo Ruano.
Todo cine.com
Ciberche.com