Conocido en el mundo del balompié como Joseíto; fue un futbolista y entrenador zamorano nacido en 1926 y fallecido en 2007 que sin duda alguna forma parte indiscutible del firmamento de estrellas mundiales cuyo palmarés los hace casi inalcanzables. 

Criado en el fútbol de su región creció en este deporte cerca de su ciudad natal para desde el At. Zamora dar el salto al Real Valladolid donde jugó entre las temporadas 44-45 y 46-47 militando en tercera división; para desde allí, vestir la camiseta de la Unión Deportiva Salamanca cuyo fichaje buscaba el objetivo del ascenso a 2ª división 

Fichado para la temporada 47-48 en tercera división, el zamorano llega de la mano de otros interesantes fichajes como fueron los Mieza, Urgoiti, Gutiérrez, Llona y Acedo; que costaron según La Gaceta Regional unas 300.000 ptas.

Joseíto disputó 36 partidos entre las distintas fases de la liga en aquella primera temporada como unionista y anotó 21 goles; para dejar al equipo al borde del ascenso a la segunda división al caer en la fase intermedia del campeonato.

Tuvo que ser en la siguiente temporada (48-49) y última de nuestro protagonista en las filas blanquinegras, cuando se conseguiría el ansiado objetivo del retorno a la división de plata que se había abandonado en la 45-46.

Fueron entonces 17 los encuentros que disputó el zamorano y 14, los goles conseguidos.

“(Entre mi palmarés) Recuerdo de manera especial la emoción de mi primer ascenso de categoría…” relataba años antes de su fallecimiento en una entrevista concedida a El Adelanto.

Su capacidad goleadora y su buen hacer en la capital charra le permitieron continuar dando una progresión exponencial a su carrera y así en el verano de 1949 fichó por el Racing de Santander, donde consiguió el ascenso a primera división en la temporada de su debut; y debutó en la categoría de oro en la siguiente (50-51), disputando 10 partidos y anotando 3 goles.

Fichado posteriormente por el Real Madrid, Joseíto se convirtió en pieza clave del equipo madridista durante muchos de los años; casi una década; (1951-1960); que jugó en Chamartín; alcanzando junto a una generación irrepetible (Di Stéfano, Gento, Puskas, Zárraga…) la friolera de 4 ligas y 4 Copas de Europa, siendo titular en la final en de dos de ellas, las de 1956 y 1958.

  

Internacional en una ocasión en 1952 en partido frente a Alemania; tras completar su estancia en el Real Madrid en 1959 todavía tuvo tiempo, ya con 33 años de militar en el Levante UD y en el Rayo Vallecano donde cerró su carrera como futbolista.

Lejos de acabar aquí, una larga trayectoria como entrenador siguió a la primera como jugador y fueron muchos los equipos que jugaron bajo sus órdenes; así Valencia CF, Celta, Tenerife, Mallorca, Córdoba, Deportivo, Murcia, Alavés y Tarrasa, se unieron al Granada; club donde obtuvo el mayor reconocimiento, siendo aún hoy, el técnico que más partidos ha dirigido al equipo andaluz en primera división.

Nunca entrenó a la UDS, pero sí visitó desde los banquillos tanto el campo del Calvario (1964 con el Celta), como el estadio Helmántico (1975 con el Granada). 

Miembro de una de las delanteras históricas del fútbol mundial junto a Kopa, Di Stéfano, Gento y Puskas; puso su granito de arena en la historia de la Unión Deportiva Salamanca años antes, formando aquella con los Nano, Acedo, Urre y Loren. 

Palmarés inalcanzable de este modesto zamorano que defendió a la Unión en  tiempos de El Calvario, para años después, con cuatro Copas de Europa; formar parte de ese firmamento reservado sólo a las leyendas.

 

  

Escrito por Ángel Martín Fuentes.

 

Bibliografía:

Diario Marca
Libro 75 Aniversario La Gaceta Regional.
Artículo de Juan José López Soto. Real Madrid.com
Joseíto. Sección “Qué fue de…” por Lorenzo Ruano.