Comisión de Disciplina

Comisión de Disciplina

Para preservar estos valores, el conjunto de los socios consideró adecuado crear un reglamento que fuese diseñado con las propuestas de toda la masa social de Unionistas: en él se recogen medidas que demuestran la defensa que hacemos de un fútbol en el que todos pueden participar, sin exclusiones, y con el respeto hacia el resto de socios, al propio club y por supuesto a los rivales como principio imprescindible. 
 
Para administrar ese reglamento, la Asamblea confió en el grupo de personas que se presentaron voluntarias para diseñarlo: unificaron en un mismo texto las decenas de propuestas que los socios les hicieron llegar dando coherencia al escrito y convirtiéndolo en una herramienta eficaz para regular la convivencia en Unionistas.
La Comisión de Disciplina de Unionistas es un órgano independiente creado por mandato de la Asamblea del club, con el objetivo de hacer cumplir el reglamento de régimen interno para los socios de Unionistas garantizando sus derechos y deberes
 
Desde la creación del club, la afición de Unionistas se ha caracterizado por ser una hinchada alegre y festiva, además de familiar y respetuosa. Entendemos el fútbol como una celebración con la que poder compartir experiencias, viajar a lugares nuevos, conocer aficionados de otros equipos o vivir emociones en las gradas de cualquier campo, siempre con la pasión por nuestros colores haciendo de hilo conductor. 
 
 

Código disciplinario

La Comisión está formada por representantes de todos los estamentos de Unionistas: hay dos miembros del sector de socios, uno de madres y padres de jugadores de cantera, uno del grupo de trabajo y uno de la directiva del club. Previamente, todos ellos se presentaron voluntarios para diseñar el reglamento definitivo con las aportaciones y sugerencias presentadas por los socios, y actualmente conforman este organismo tras haber presentado su candidatura para desarrollar esta labor. 

El código que rige el comportamiento de los socios de USCF fue elaborado y aprobado en la Asamblea del club. En él se recoge una serie de recomendaciones para la convivencia entre aficionados, procurando mantener el ambiente festivo, alegre y siempre respetuoso que caracteriza a la hinchada unionista. 

La Comisión de Disciplina funciona de manera democrática: todos los miembros tienen un voto, excepto quien ostente la presidencia cuyo voto es de calidad en caso de empate. Cabe destacar que el presidente es, en este caso, uno de los representantes del sector de socios. 
 
La Comisión no tiene la potestad de abrir ningún expediente sancionador por si sola, sino que se existen varios mecanismos para asegurar la independencia del organismo y evitar cualquier situación arbitraria. Los integrantes, desde sus diferentes posiciones y puntos de vista, analizan los expedientes que les llegan y observan si se debe aplicar el reglamento aprobado por todos los socios, consensuando el procedimiento a seguir.